Carta abierta a la Euroliga: RESPETO

Hola Euroliga. Soy un joven aficionado al baloncesto y más concretamente al Real Madrid, incluso se me puede llegar a considerar algo más que un aficionado a este equipo.

Para no ser ventajista les escribo después de haber ganado en casa al CSKA de Moscú en el día de ayer y hace unos cuantos días más al Efes Pilsen en Estambul (sede de la Final Four 2017). El único motivo de este texto es ‘quejarme’ de alguna manera de los arbitrajes que está sufriendo el equipo de Pablo Laso en esta competición. No son nuevos pero ya llega un punto que te ‘saca de tus casillas’.

No somos griegos, turcos o rusos pero somos el equipo que más Copas de Europa tiene y eso también merece un respeto, no sólo por los trofeos ganados sino porque es un club de toda la vida, que siempre ha jugado la mejor competición continental y se merece un RESPETO.

euroleague-basketball-1300

El mismo RESPETO que los clubes de los países que mencionaba en el párrafo anterior y que ni siquiera en casa, en el Palacio de los Deportes de Madrid, tenemos. Cuidado, no estoy pidiendo ni muchísimo menos que piten a favor del RM, lo único que quiero es que se pite igual en los dos lados del campo.

Es muy fácil pitar a CSKA, Fenerbahce, Olympiacos…sobre todo en casa donde siempre en caso de duda, balón para los locales. Lo de ayer en Madrid fue completamente al contrario. Ningún respeto a los jugadores ni al entrenador blanco, los que partido tras partido son erróneamente penalizados con con técnicas y antideportivas.

Somos el equipo al que más técnicas y antideportivas pitaron en la pasada Euroliga y este año no se está quedando atrás. De verdad, sólo exijo RESPETO a un equipo que se lo ha ganado por prestigio, afición y comportamiento. Ni lo entiendo ni lo quiero entender. Cada equipo se gana un status a lo largo de su vida y el REAL MADRID, se lo ha ganado.

La Euroliga interesa mucho más

Después de un verano más que convulso por las numerosas idas y venidas de la Euroliga y de la FIBA en cuanto a sus competiciones estrellas a niveles de clubes, todo se ‘arregló’ y en octubre dió comienzo la mejor competición del viejo continente.

Hace unos días la propia Euroliga ha publicado unos datos sobre ciertos aspectos de su competición. La conclusión a la que ellos mismos llegan y tras analizar todo por mi parte es que la Euroliga interesa mucho más y a continuación me explico.

El promedio de punos es de 162.8 puntos en los primeros 80 partidos, es decir, 81.4 puntos por equipo y partido. Supone un incremento de cerca de 10 puntos más que la media de los últimos 15 años de la competición. Mejores equipos con mejores jugadores dan lugar a que sea más fácil anotar puntos y que el público disfrute mucho más con los partidos y desee acudir más a ver esta competición.

La asistencia a los pabellones ha crecido un 28% comparado con los primeros 10 partidos del año pasado con una media de algo más de 8.100 espectadores por partido. Un gran salto que hace que los grandes Arenas que se construyen y se alquilan para la ocasión no se queden vacíos, sino todo lo contrario…más que llenos.

Por último, este mayor interés se ve en la interacción de la gente en RRSS y en la participación en actividades online de la Euroliga. Su web es más visitada que antes, de lo que se deduce un mayor impacto en el aficionado.

Bartzokas, tenemos un problema

Nunca es tarde cuando la dicha es nueva. Este ‘dicho popular’ empieza a sonarme demasiado cercano a la hora de analizar y ver al Barcelona. Ya no hay excusas, ya no hay tantas lesiones y sigue habiendo muchas derrotas. Al técnico griego se le agotan las lamentaciones sobre una plantilla con la que parece no dar con la tecla.

El equipo azulgrana es cierto está teniendo muy mala suerte con las lesiones durante toda la temporada pero, la Supercopa de España no se perdió por ello con la mala imágen de la final; en las últimas derrotas en Euroliga ya se jugó con Doellman y Claver; y el pasado domingo contra Unicaja…más de lo mismo.

Pasa algo raro en Can Barsa que no sabemos ni vemos pero quizás la gestión con determinados jugadores no está siendo la adecuada. La dependencia de T.Rice es enorme y si bien Tomic es el jugador más valorado y determinante en ACB, en Euroliga es un pivot más. Por más que juegue bien, al técnico heleno no parece gustarle del todo por su fragilidad defensiva.

La recuperación de Koponen no está solventando que Rice sea el que juegue y genere. Se dijo que daría descanso al base titular pero el finlandés está jugando más de escolta que de base y la carga de minutos en los 3 primeros meses del estadounidense le puede pasar factura en los momentos claves de la temporada.

Claver antes de su lesión y tras el fabuloso año que hizo en Kuban el año pasado junto a Bartzokas, no se parece al de este año. Ha tenido una lesión que le ha mantenido fuera casi un mes, pero ni ahora ni mucho menos antes ha jugado partidos sobresalientes. El valenciano siempre cumple cuando tiene minutos y se siente importante como en Valencia o en el Lokomotiv. Ni con la selección española ni con el Barcelona está dando lo que se espera de él.

En fin, o algo cambia o algo malo puede llegar a suceder. Buenas piezas hay y muchas. Lo que hace falta es que se encajen bien y en en el momento adecuado.

Pesadilla blaugran antes de Navidad

140483_81_142843_81

En mis 30 años nunca había visto nada igual en un Clásico, ni en ACB, Supercopa, Copa del Rey y menos en Euroliga. Dos equipos hechos para gobernar Europa y España, dos equipos que siempre serán eternos rivales y dos equipos que se jugaban algo más que un simple partido de baloncesto.

El Real Madrid conquistó y humilló al Barcelona en un partido que se convirtió en una victoria doble por la propia victoria y por el basket-average en el caso que ambos empaten a victorias y contando con victoria blaugrana en el Palacio de los deportes de Madrid….y triple por la carga de moral y fuerza frente a tu rival.

Todavía no he comentado el resultado. Sí, lean bien 63 a 102. Treinta y nueve puntos de diferencia que suponen la mayor victoria del Real Madrid en el Palau en su historia en cualquier tipo de competición y la peor victoria sufrida por el equipo azulgrana desde siempre en su campo y lo que es peor, contra el eterno rival.

Desde el principio, y sin querer hacer una crónica del partido, se vió que los de Laso podían hacer su juego en ataque pero también en defensa con un gran Raldolph que sembró el miedo en la zona. Otro dato para la historia reciente apuntado al técnico victoriano, uno más.

Nunca vi un equipo con tampoco empuje y tan hundido desde el principio. En el primer cuarto -12, al descanso -22 y al final del partido -39. Esa fue la dinámica del equipo de Bartzokas que no supo parar (102 puntos) ni supo dirigir bien a los suyos. Las bajas no pueden ser una excusa porque con el mismo equipo hace 10 días fueron superiores y ganaron cómodamente a los blancos.

Hay que ir un poco más allá y pensar quizás en el cansancio o en la falta de motivación cuando es un partido muy muy importante en Euroliga. De verdad que cuesta pensar como ante cualquier equipo se puede perder por tanta diferencia y ese debe ser el punto a pensar. No es que fuera el Real Madrid el que estuviera enfrente sino que a día de hoy en cualquier momento de la temporada y contra cualquier equipo es muy difícil perder por tanta diferencia.

Lo que parecía que podía ser otra fiesta blaugrana se transformó en una pesadilla que puede traer ‘cola’ en Can Barsa. Se colocan ya a dos victorias del Real Madrid en Euroliga más el basket average teniendo que visitar la capital de España todavía.

Fue una pesadilla blaugrana antes de Navidad.

El Barcelona arrolla al Madrid

Un Clásico más no decepcionó a nadie pero sobre todo a la parroquia madridista. Un partido más, pero no un partido cualquiera para que el equipo de Laso no diera la cara en ningún momento. Atropello atroz de los locales desde el principio con un gran Ante Tomic, Perperoglu y Rice mientras que en los visitantes nadie dió la cara salvo unos buenos minutos finales de Hunter y Draper.

Peses a las bajas de Doellman, Navarro, Ribas, Claver…y algún jugador más el equipo de Bartzokas demostró orgullo y pundonor para derrotar a su eterno rival en el primer gran partido de la temporada. Tomic haciendo estragos ante una defensa muy endeble; Rice haciendo jugar al equipo pese a que no estuviera demasiado acertado en el tiro; Perperoglu siendo el 3-4 todo terreno y hasta Koponen intentando ser el que fue antes de la lesión.

Muy buen partido del equipo azulgrana que llegaba con la necesidad de ganar porque va detrás en la tabla, desquiciando a su rival y demostrando que si sus principales valuartes están bien, todo puede suceder.

En el lado contrario los de Laso dejan de manifiesto que en cualquier partido si se desconectan lo pueden pagar muy caro. No por tener buenos jugadores y llevar jugando dos años juntos, todo sale bien. Entre Llull y Rudy sólo 12 puntos y el resto en la misma línea. Ayón sigue sin aperecer pese a llevar varias jornadas volviendo a ser el que era. El pivot mexicano se le nota cansado y fuera de forma, jugando muchos menos minutos que la pasada temporada…esperando llegar en mejor estado a mayo.

Desconexión total desde el minuto 1 cuando lo que se jugaba era en casa del eterno rival. No hay ninguna excusa que pueda justificar la actitud en pista porque son mejores que el Barcelona sobre el papel y hay que demostrarlo.

La defensa sigue siendo el punto negativo de la era Laso siempre visto desde el punto de vista que su mejor aliado son los puntos. De los mejores equipos de Europa en ataque en los últimos 5 años…pero no pueden disimular ni borrar el lastre que muy pocos jugadores defienden a gran nivel. Ahora toca Moscú…y luego recibir al Tenerife. Dos piedras de toque para que salten las alarmes o se apaguen las llamas.

Las claves del Clásico

Mañana domingo se disputa el segundo Clásico de la temporada entre Real Madrid y Barcelona después del que disputaron en ‘pretemporada’ con motivo de la Supercopa Endesa. En aquella ocasión el equipo blaugrana se llevó un partido igualado pero en el que destacó un gran Rice.

En esta ocasión y ya con 5 jornadas de Euroliga disputadas y con 6 de liga doméstica, los dos equipos están muy parejos en las dos competiciones aunque la sensación es diferente. El Barcelona ha ganado varios partidos pasando muchos apuros mientras que el RM desprende más seguridad bajo la misma idea marcada por Laso desde hace años.

tyrese-rice-quiere-llevar-barca-tercer-triunfo-pretemporada-1473537569776

Al equipo condal le están lastrando las lesiones y a este choque llegan con las bajas de Ribas, Claver, Navarro, Lawal y probablemente Doellman. Son muchas las pérdidas pero poco a poco se están sobreponiendo como pueden. Por dentro andan bastante justitos y los madrileños tienen un gran bateria pudiendo convinar múltiples combinaciones para hacer frente a Tomic, Dorsey y Vezenkov.

Son los únicos pivots puros que tiene Bartzokas a su disposición aunque Perperoglu se tendrá que multiplicar en funciones interiores. Ahí puede estar una de las principales claves de este encuentro.

Por fuera todo está más igualado. El Madrid depende quizás demasiado de los puntos de Llull y Carroll y el Barcelona de Rice y ahora también de Koponen. Por estos 4 jugadores pasarán probablemente muchos balones y de su acierto dependerá la suerte de sus equipos.

AFP_8V0JM_20160317213348-kYZ-U40508524076fyD-992x558@LaVanguardia-Web.jpg

Factor Palau. El Real Madrid suele ganar pocos partidos allí y cuando lo hace casi siempre es en Play Off o Euroliga. En muchas ocasiones los entrenadores de los dos equipos han reconocido publicamente que no desean mostrar sus cartas durante la temporada regular ya que no consideran tan importante el quedar un puesto más arriba o abajo de cara a los cruces…veremos si siguen en esta línea.

La necesidad es mayor para los blaugrana porque juegan en casa y están a una victoria de los blancos que son líderes, pero una derrota contundente de los de Laso si se dejan llevar…podría ser dura a largo plazo. Pensar en el viernes y en el CSKA les puede dejar tocados y dos derrotas seguidas (pese a que sean asumibles por el nivel del rival) puede crear dudas en un equipo que marcha de momento bien, dando a su eterno rival unas alas que hoy en día las tiene algo heridas.

La marcha del ‘Chacho’. El estrellato de Llull

El Madrid y sus aficionados entristecieron el pasado verano cuando se anunció que Sergio Rodríguez se marchaba a la NBA. Ese jugador distinto, desequilibrante, capaz de cambiar el ritmo de los partidos era el que perdía el conjunto blanco.

Suponía una gran oportunidad para Luka Doncic y el jugador esloveno no la está desaprovechando jugando grandes minutos y en muchos casos, de gran responsabilidad. A sus 17 años está ante su gran temporada de despegue y de mostrar lo que puede llegar a ser. No están dejando a nadie indiferente y seguro que seguirá con esta proyección.

part-dv-dv2033842-1-1-0

Sin embargo la segunda lectura de la marcha del ‘Chacho’ se puede ver en la mejor de Llull, mucho más respecto a lo que ya era. Si el año pasado ya era un jugador destacable por su velocidad, astucia y lucha, a esta 2016/2017 le podemos sumar su liderazgo al 100% dentro del Real Madrid.

Están tirando del carro él solito en un equipo que aspira a todo. Sus números así lo dictan. En ACB promedia 25 de valoración en 26 minutos en pista con 18 puntos y un 40% en triples, algo muy difícil de conseguir si bien sólo ha disputado 3 partidos. En Euroliga y con el Olympiacos enfrente hizo 22 puntos y 20 de valoración.

Que decir de su partido en la Supercopa de España pese a estar en pretemporada: 27 puntos y 22 de valoración. Además de todo esto, desde la NBA se le sigue muy de cerca y pese a que lleve varios veranos sonando su marcha, de momento se queda…o eso al menos dice.

1434951995_extras_noticia_foton_7_0.jpg

En una reciente encuesta a los GM de las franquicias americanas, Llull aparece en segundo lugar respecto a los jugadores que juegan en Europa que más gustan solo por detrás de Teodosic. Algo bueno está haciendo en estos últimos años.

Con todo ello vengo a poner la mesa el dicho español de ‘no hay mal que por bien no venga’. La marcha del otro Sergio del equipo de Laso está haciendo crecer y acrecentarse a Llull. Lo malo de todo ello es que pueda suponer otra gran baja o bajas para el equipo blanco el año que viene.